Tuesday, February 05, 2008

Lecturas

"Es uno de esos libros donde el autocastigo y el sufrimiento redimen, ya no a la manera cristiana, pero sí ante la vista de los otros: en esta cultura de la autopromoción, despreciarse otorga credibilidad."

"...precisamente por ser las verdades de siempre, como dice Alonso, deben ser revisadas, reformuladas, transitadas de nuevo (sobre todo por lo de nuevo), cualquier cosa salvo dadas por obvias."

[Sobre El discurso Vacío, de Mario Levrero]

+ + + +

"La densidad literaria que lo hace distinto es justamente la magnitud con que logra que se sienta todo lo que no sucede, es decir que instaura un modo de ser de los sucesos –sucedan o no. En ese sentido ejerce lo que decía un colega y compatriota suyo, muerto ya: que el arte sea la inminencia de una revelación que nunca se realiza."

[Sobre Tantas noches como sean necesarias y su autor, Ricardo Romero]

9 comments:

Anónimo said...

no hay nada más paralizante, para algunos, que las verdades de siempre. Para otros son como el trampolín que los impulsa a la pileta de la seguridad, donde nadan tranquilos, haya agua o no.

AjV said...

¿Parálisis o seguridad? ¿No puede haber una incursión que las repiense desde la incertidumbre?

Anónimo said...

Volver a la Incertidumbre es uno de los Grandes Retos de la Humanidad.
A mí no me ha ido muy bien socialmente con mis "no sé" y "depende". Ahora simplemente pongo cara de que sé y me quedo calladita.

Anonymous said...

el libro de Levrero es un cañon, gracias Valle por hacermelo conocer

AjV said...

Es un libro que ayuda.

Además porta incertidumbre y nada mal le fue.

Lunita said...

Meta, meta
no está mal agus...
amor al sueño de soñar ;)

Anonymous said...

promocionarse despreciándose.

Sepi said...

Creer o fracasar, dice Lebrero por ahí. Bueno, este es un comentario del Wata a esa disyuntiva:
Sebastian, kc comoandá. hoy me levanté con ganas de coger. ahora que leo tu
mail se me suma la calentura del bochín. la duda de qué conviene más, creer
y triunfar o no creer y fracasar. parece que la opción inteletual es la más
fácil, tratar de negar o tirar abajo a uno de los términos de la disyunción
para quedarse con el otro. entoces los creyetnes son todos boludos y
empleados del mes, por lo tanto elijo no creer y fracasar, ...y no ser
boludo, etc. y hasta parece que haciendo esto se toma distancia de la
famosa "de algo hay que laburar" y también de la "en algo hay que creer".
bueno, tá bien, tá bien. cristianos, esclavos, ovejas, empleados del mes, la
que quieran. pero la pregunta imporante es si gracias a ese silogismo
disyuntivo el autor se garchó o no una minita hoy a la mañana... eh, eh!
sacando el resto de las condiciones, la trucha, la guita, el size, todo eso,
queda el librito, y ... garchó o no garchó?. quién es el verdadero loser.
"me cojí al escritor del taller!!" le manda por el telfonito la estudiante
de letras a su otra amiga, la que dejó la facu, "ay, decile que me presente
un amigo, también escritor, dale". esto es verdad, pasa.me pasó con 3 de las
4 últimas novias o no sé qué que tuve. preguntales vos qué prefieren, un
escritor incomprendido, inteligente, sensible y perdedor en este sentido new
yorker, etc. o un titán como yo. la respuesta siempre fue la misma, el
escritor. salvo el koto que es otro titán, el resto votó a esta gente. y
ahí viene la duda: dice o no dice el escritor perdedor "bueno, con alguien
hay que coger, viste, pero esto no tiene nada que ver". tá bien, pero que el
hijo de puta ponga la trucha. no creer, escribir, editar, coger, ser
querido, no tiene nada de fracaso. es más cheto que carolina de mónaco.
bueno, me voy por las ramas. para terminar. si el piensa que para triunfar
(lo del horoscopo, guita y minas) hay que estar equivocado, bueno tá bien. y
si sugiere que no creer y fracasar dignifica (?), bueno, qué sé yo. pero que
no coja. a ver si se la banca. la prueba posta: que crea y fracase (no
guita, no minas), o bien, que no crea y no coja, no porque no quiera sino
porque no tenga minas. ni guita para el cafecito en la giralda, eh!
abrazo

Agustín j Valle said...

Jeje, genial la del cafecito.